Skip to content

Un estudiante del Centro Educativo Pedro Poveda

enero 31, 2024
Envíame noticias impactantes e imágenes al Whatsapp o Telegram: +1 (289) 700-2635 Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Representantes y docentes del Centro Educativo Pedro Poveda de Santo Domingo Este, Las Américas, están conmocionados por el brutal ataque de un estudiante el miércoles de esta semana contra uno de sus compañeros.

Yanillis López, madre del joven agredido, dijo que el hecho ocurrió luego de que una maestra reportara que alguien había bebido de una botella de agua que estaba infectada con el virus de la influenza y le dio un "resfriado".

Según el testimonio de la madre, la maestra les dijo a los alumnos que había usado agua cuando no iba al baño.

Según López, su hijo se llamaba R.E.D.L. La postura del docente provocó el enojo de otro estudiante apodado "El mello", quien reaccionó violentamente agrediéndolo de las iniciales antes mencionadas y propinándole un puñetazo en el rostro hasta que perdió el conocimiento.

Aunque la maestra no logró identificar a la persona que bebió el agua, la madre del joven agredido asegura que "El mello" utilizó insultos y lenguaje ofensivo hacia R.E. antes del ataque.

Luego, el perpetrador entró en el salón de clases de su hijo, lo agarró del brazo y repetidamente le dio bofetadas en la cara.

"Cuando vi que mi maestra estaba enojada porque tenía gripe y un fuerte resfriado, le pregunté: '¿Qué te pasa?'", se lee en un extracto de la denuncia.

En un video enviado a la redacción de La Prensa RD, la madre de Ricky, visiblemente angustiada, muestra que a pesar de las graves lesiones faciales de su hijo y su imposibilidad de abrir la boca, se informó que el centro no permitió su traslado a un hospital para tratamiento uno de sus ojos.

Esta decisión provocó la ira de la madre, quien culpó al personal del centro educativo por los resultados negativos de su hijo.

"Lo llevé al médico hace como una hora y no quieren que lo lleve al hospital. Por favor revisen al niño, su ojo no lo abre" dijo.

Este triste caso resalta la importancia de manejar adecuadamente las situaciones de conflicto en entornos educativos y resalta la necesidad de medidas efectivas para garantizar la seguridad y el bienestar de los estudiantes.

ENLACE A LA FOTO FUERTE