Skip to content

Randolfo Ariosto Jiménez Pérez

enero 10, 2024
Puedes enviarme noticias impactantes e imágenes al WhatsApp +1 (289) 700-2635

Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Landolfo Ariosto Jiménez Pérez, famoso comunicador y ganador del récord mundial Guinness de lectura grupal en julio de 2011, denunció haber sido víctima de un ataque la madrugada del miércoles en su casa en Barrio Sur, Esperanza, departamento de Valverde.

En un video difundido en sus redes sociales y grupos de WhatsApp, Jiménez Pérez mostró los daños causados ​​en su modesta vivienda y sugirió que se trató de un intento de quitarle la vida por parte de un hombre llamado Elvis, pero le dicen popularmente Pupillo.

"Mira las piedras que me tiraron en la espalda", gritó Ariosto contando la situación. El denunciante expresó su decepción por la falta de respuesta de la policía nacional, que había presentado un informe inmediatamente después del incidente pero que no había acudido en su ayuda antes.

"Llevo más de diez minutos esperando aquí a la policía y aún no ha llegado", dijo Landolfo claramente agotado.

Jiménez Pérez, reconocida figura del ámbito del arte y la cultura en la provincia de Valverde, explicó que Elvis lo agredió junto a su pareja. Explicó además que esta no es la primera vez que enfrenta una situación similar, y que ya lo ha reportado al Departamento de Estado anteriormente, pero no recibió una respuesta satisfactoria.

"Esta persona lleva tres años prófuga por otro intento de asesinato en mi casa, en mí y en mi familia", dijo Landolfo, quien ahora trabaja como educador.

Aunque no proporcionó detalles sobre la causa de su conflicto con Elvis, su preocupación por su seguridad y la de su familia es clara. El incidente provocó una ola de indignación en la provincia de Valverde, que pidió a las autoridades actuar rápidamente para resolver el caso y garantizar la seguridad del corresponsal y su entorno familiar.