Skip to content

Fue planificado.

diciembre 26, 2023
Envíame noticias impactantes e imágenes al Whatsapp o Telegram: +1 (289) 700-2635 Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

SANTO DOMINGO.– El italo-colombiano Michael Saba marcado de propinar homicidio y luego picar en pedazos el cuerpo de la joven venezolana Yenny Carolina Pérez Canelón en un vivienda rentado en el Distrito Nacional, habría planificado el crimen, según lo elaborado en la expediente de porcentaje de coerción impuesta por el Ministerio Público (MP).

De acuerdo al documento, Saba rentó el inmueble vía otra persona para que su nombre no figurase.

Según los delegación del MP, la Policía Nacional (PN) y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), en el recinto de los historia fueron encontrados un bulto y una maleta de color negro, tres cuchillos de diferentes dimensiones, una arma de combustión tipo pistola marca Glock, con un Switch y un artilugio silenciador.

Además de varias porciones de un polvo sonrosado presumiblemente Tussi, una receptáculo de pastillas de Diazepam, unas esposas de la marca Street Wise y una talego color negro marca Guess, conteniendo una soga.

El MP agrega todavía en la expediente que el inculpado estaba esperando a un motorista de confianza, identificado como Pedro Luis Barrera García, a quien Saba contactó comunicación Whatsapp para que le comprara una lustre blanca, algo con que darle color a las paredes y guantes de látex.

El documento señala que las autoridades encontraron a la víctima Pérez Canelo la cabeza y parte de su muslo en un refrigerador, sus piernas en un paquete negro y su torso en una maleta del mismo color.

“Según informe de levantamiento del cuerpo número 80360 de fecha 21 de diciembre de 2023, el levantamiento del cuerpo de la víctima Yenny Carolina Pérez Canelo fue realizado por el Instituto Nacional de Medicina Legal (INACIF)”, señala la solicitud.

Por estas razones, el MP ha comparado los hechos anteriores con los artículos 295, 296, 297 y 302 del Código Penal dominicano que tipifican asesinato, así como con los artículos 66 y 67 del artículo 631 del Código Penal dominicano, imputables a los delitos contenidos en los artículos 83 y 86. El control y regulación de armas, municiones y sustancias afines está previsto en el artículo 16.

Luego de terminar con la vida de la joven, de nacionalidad venezolana, descuartizó su cuerpo y lo metió en un frízer.

Según la solicitud de medidas coercitivas emitida por el Departamento de Estado, el imputado cometió el crimen alrededor de las cinco de la mañana del jueves 21 de diciembre en el Tower Suites by Refa, calle Andrés Julio Aybar, de Piantini en el Distrito Nacional.

Para llevar a cabo este acto, El Italiano alquiló el apartamento PH3, ubicado en el piso 11 del edificio 39 de la citada torre, al señor Víctor Hugo García a través de la plataforma Airbnb. El alquiler estaba previsto que durara hasta el 23 de diciembre de este año.

La declaración señala que el imputado, utilizando únicamente el nombre “Bizzarap”, llegó al apartamento a las 11:51 horas en un taxi de confianza.

“El Italiano se desmontó con una mochila, unas bolsas de supermercado y una bolsa de regalo; el conductor lo ayudó a cargar con una maleta color negra para subirla al apartamento y posteriormente se marchó. El imputado fue recibido en el lobby por el señor Rafael Muñoz Fabián”, describe el documento legal.

Unos minutos más tarde, a las 12:17, llega Pérez Canelo al departamento. Según las imágenes de vigilancia, la víctima permaneció en la escena del crimen durante dos horas antes de llegar con un taxista a recogerlo.

Documentos muestran que una joven taxista (Manuel Antonio Rosario Santana) le envió un mensaje de texto a la 1:52 a. m. para ver si estaba lista, a lo que la mujer respondió que no, que hablaban algo y que volviera luego, más o menos a las 4.

Luego, a las 4:07 horas, el taxista le envió un mensaje de texto a la víctima diciéndole que ya estaba en el lugar de recogida, a lo que la chica respondió: “Sí. ven”, a lo que este le contestó: “baja que ya estoy aquí”.

Unos minutos más tarde, la víctima le volvió a enviar un mensaje de texto pidiéndole que pasara al piso 11 y el taxista le preguntó por qué. respondió ella, y la víctima le envió una grabación de voz para el taxista exactamente a las 4:20 a.m.

“Él me pagó y me pagó bien, él quiere dar una bailadita, espérame abajo que en 20 minutos bajo”, decían los audios enviados, subsiguientemente le mandó otro audio diciendo que el imputado estaba “endrogaísimo” (drogado).

Acto seguido, la víctima llamó al taxista y le preguntó si había un joven venezolano en la entrada del apartamento, pero el conductor respondió que no había nadie. Luego, Yanni regresó y le envió un mensaje a las 4:40 a.m. diciéndole que estaba a punto de irse. Luego le envió otro audio diciendo: "El señor que vino es pareja de alguien que me conoce y es como un chismoso, pero como no estoy en bajar".

Mientras el taxista esperaba que bajara la víctima, Alex (a) Lalo y/o Chamo llegaron a dicha torre y le escribieron una carta a la venezolana diciéndole: “el chamo está aquí y va subiendo”, mensaje que ya no fue contestado por la víctima.

En las cámaras de vigilancia se pudo observar a "El Chamo" levantándose y bajándose después de unos 15 minutos, mientras el citado taxista continuó llamándolo y escribiéndole mensajes hasta las 6:10, sin embargo, la víctima nunca llegó a bajar.

CONTACTAN HERMANA DE LA VÍCTIMA

El comunicado explica que a las 1:40 de la tarde de ese día (viernes), un taxista se acercó a la hermana de la víctima, Yeisy Carolina Quinto Canelo, y le preguntó dónde estaba. Yenny Carolina Pérez Canelo dijo que no sabía en dónde estaba, pero le contó dónde la dejó.

La hermana sabía que la víctima iba a ver al sospechoso Michael Saba, por lo que llamó al exnovio del sospechoso y le pidió su número de teléfono, pero nunca se lo llegó a dar – La chica le dijo que intentaría contactar con el acusado.

Minutos después, la ex chica le dijo a la hermana de la víctima que habló con el imputado y le dijo que Yenny Carolina no había llegado a la torre.

El joven Yeisy se molestó y le pidió a un amigo que lo llevara a la dirección donde el taxista había dejado a la pobre chica.

Estando en la torre, la amiga de la hermana llamó a un particular de la Policía Nacional y le pidió que fuera a la dirección de la casa.

Cuando el asistente llegó al lugar y sus familiares le explicaron lo sucedido, decidió acudir a la habitación con la hermana de la víctima.

Cuando las hermanas estaban a punto de subir a la cornisa, el demandante bajó y se vieron cara a cara. En ese momento, la hermana de la víctima le preguntó por ella y el acusado respondió "Yenny se fue".

El oficial avisó inmediatamente a sus superiores y solicitó su ayuda porque, según los documentos, el cliente vio a Michael Saba muy sospechoso y nervioso y esperó para ir detrás de él fuera del área de recepción y cuando la policía lo vio, el tipo salió huyendo.

Hallan los restos de la joven picados

Cuando entraron a la casa y encontraron sangre en el piso y paredes, luego el cabo que vino por refuerzos vio sangre en el cuarto izquierdo. Hay una bolsa negra frente a la casa. Había sangre en la cama y al abrirla encontró el cuerpo de una mujer. Jesse Carolina Quinto Canelo, lo vio y supo que ese cuerpo era su hermana.

Elementos del Servicio Público, la Policía Nacional y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) arribaron al lugar y encontraron la cabeza y los muslos de la víctima en el refrigerador.

Fueron aseguradas una bolsa negra que contenía las piernas de la víctima y una bolsa negra que contenía su lámpara "El Italiano", además de tres cuchillos de diferentes colores, una pistola negra y verde, una herramienta de fabricación y muchas piezas de color rosa.

En posesión de la víctima había polvo, algo de Tussi, una caja de pastillas de Diazepam, una brida Street Wise, un bolso Guess negro (de aproximadamente 246 pulgadas de largo) con una correa verde para el hombro, un cinturón navideño rojo y zapatos de mujer marrones.

Se confiscaron bienes y el ministerio lo declaró el hecho como asesinato premeditado.