Skip to content

El italiano Michael Saba

diciembre 27, 2023
Envíame noticias impactantes e imágenes al Whatsapp o Telegram: +1 (289) 700-2635 Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Hace un tiempo se conoció que a Michael Saba, acusado de ultimar y desmembrar a la venezolana Yenny Carolina Pérez Canelón, se le ordenó prisión preventiva por un año.

Carlos Novas, abogado de Michael Saba, el acusado ítalo-colombiano que mató a la venezolana Yenny Carolina Pérez Canelon, dijo la madrugada del jueves que su cliente tenía un "perfil sano".

Luego de ser sentenciado a un año de prisión, que cumplirá en el Centro Correccional y de Rehabilitación de Nallayo Hombres, en el estado de San Cristóbal, el señor Novas se negó a aceptar la sentencia porque "todas las pruebas presentadas perjudicaron a mi cliente", anunció que apelaría.

"La defensa material y la defensa técnica deben ir unidas y hasta el momento hemos decidido que no hablará", añadió.

Cabe recordar que el señor Saba fue detenido por efectivos de la Policía Nacional la tarde del jueves tras cometer el crimen y ser identificado como el principal sospechoso del crimen de la mujer.

La pistola Glock calibre 9 mm, equipada con cargador y silenciador, fue incautada inicialmente sin documentación que acreditara su legalidad.

Según el informe preliminar, el detenido cometió el crimen durante una acalorada discusión con la víctima, durante la cual le disparó con un arma de fuego confiscada y luego confesó haber agredido a la víctima. El cuerpo sin vida fue cortado en pedazos.

Fue la hermana del fallecido quien denunció su desaparición ante la policía, tras lo cual efectivos de la Dirección Central de Investigación (DICRIM) iniciaron una investigación e inmediatamente se dirigieron a la torre donde se hospedaba el ciudadano ítalo colombiano fue descubierto, comenzaron a arrestarlo.

El cuerpo de una joven fue encontrado con las extremidades cercenadas, algunas en un refrigerador y otras partes en una maleta envuelta en una bolsa.

Además, investigadores policiales encontraron en el apartamento tres cuchillos presuntamente utilizados en el crimen, dos teléfonos celulares, un poco de polvo rosa, posiblemente Tusi (cocaína rosa), y la misma sustancia, siendo confiscada la placa blanca en la que se encontraba. otras pruebas.

Las autoridades buscan a una persona apodada "Lalo", "La Rubia" o "Bisair" por su presunta participación en el incidente y buscan su extradición para ser juzgado por los delitos que haya cometido.