Skip to content

Ángel Janeler Rodríguez

mayo 5, 2023
Puedes enviarme noticias impactantes e imágenes al WhatsApp +1 (289) 700-2635

Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

Los medios de comunicación han sido informados de la prematura y anormal salida física de un niño de 7 años que falleció el pasado miércoles, después de que él y su madre acudieran al hospital para lo que habría sido una operación, la cual presuntamente iba a ser "fácil" o simple.

El pequeño era llamado por el nombre de Ángel Janeler Rodríguez, quien este viernes cumplirá 8 años de edad. Estaba siendo operado de adenoides en un centro médico de Punta Cana, el cual se encuentra ubicado específicamente en la zona de La Altagracia.

Ese fatídico día, el informe señala que el niño llegó al centro de salud a las 6 de la mañana. por la mañana. Allí fue ingresado y trasladado al área correspondiente donde sería atendido por un pediatra, quien confirmó que se encontraba “perfectamente sano”. Todo esta yendo bien.

El niño ya llevaba cuatro horas en el quirófano, cuando en un determinado momento salía el personal médico a anunciar la fatal noticia de que Ángel acababa de expirar.

El hecho inesperado de este inesperado deceso fue catalogado como un "infarto". Su madre y todos los que estaban esperando esperando en ese momento quedaron sumidos en el dolor.

El niño fue descrito como alguien que era bueno, risueño y lleno de comprensión, para convertirse en un gran jugador de fútbol y ayudar a su madre en el futuro.

El cuerpo fue llevado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) ubicado en el Cementerio Cristo Redentor, Santo Domingo, donde se realizaron las diligencias.

Por otro lado, sus familiares no pudieron contener el dolor mientras esperaban el cuerpo para proceder al funeral.

Lamentamos profundamente esta noticia. Que los recuerdos amorosos traigan paz, consuelo y fortaleza a los que lloran.