Skip to content

A un pequeño de 8 años

enero 15, 2024
Envíame noticias impactantes e imágenes al Whatsapp o Telegram: +1 (289) 700-2635 Estimado lector, si llegaste hasta aquí es porque leiste bien y seguiste los pasos de manera correcta. Muchos no saben hacerlo y por eso piensan y comentan que nosotros publicamos cosas falsas. Por eso te pido por favor, cuando termines de leer la noticia y ver los videos o fotos, regresa a facebook, nos dejas un "Me Gusta" (Like) 👍 y escribe un comentario diciendo: "Gracias, pude ver la noticia completa", con eso contribuyes a que sigamos haciendo nuestro trabajo y que no nos cierren la página. Gracias.

El viernes pasado, un menor de ocho años murió tras ser torturado por su tía. El hecho ocurrió en Higüey, Punta Cana, Verón, La Altagracia, República Dominicana. Gran conmoción ha causado el brutal acto de tortura, asesinato, mutilación y desmembramiento de un menor de 8 años con aproximadamente 147 heridas en su cuerpo.

El niño, cuyo nombre se omite, fue llevado por su tía a un hospital local, pero no había señales de vida. La mujer fue identificada como Carmen Jiménez.

El menor fue hospitalizado con múltiples heridas en todo el cuerpo, las cuales los médicos diagnosticaron con signos de tortura y mutilación.

Además, el médico forense adjunto constató que el menor presentaba 147 heridas en el cuerpo, generando shock hemorrágico, hipovolémico y séptico, y seis dientes caídos, señaló.

Luego de llegar al centro de salud, las autoridades arrestaron a Carmen Jiménez y González Valencio Rojas y los llevaron al Cuartel Verón para su investigación.

Según la propia autora, hermana del padre del menor, Carmen Jiménez, el niño estaba "muy inquieto y rompía cosas en la casa", lo que la llevó a cometer el crimen.

Según lo informado, el niño, que estaba bajo custodia de los esposos Jiménez y González Valentín Rojas, fue torturado durante varios días y trasladado sin signos de vida a un hospital público de Verón, donde fue encontrado con Varios hematomas Se dice que todos los golpes y lesiones fueron confirmadas.

El informe del abogado señala que el menor sufrió múltiples lesiones en diferentes partes de su cuerpo, cubriendo toda su anatomía presentaba 147 heridas, shock hemorrágico, shock hipovolémico, seis dientes perdidos, además de signos de tortura y mutilación.

Las torturas continuaron durante varios días, y se señaló que usó cuchillos y machetes, lo ató con cables y lo golpeó con herramientas.

Santiago Colomé Jiménez, padre del menor admitió que le depositaba RD$6,000.00 cada 15 días para su alimentación y necesidades y que tenía dos meses que no lo veía.